10 consejos de ciberseguridad para pequeñas empresas

Los ataques informáticos por parte de los ciberdelincuentes se dirigen cada vez más a las pequeñas empresas. Estos 10 consejos de ciberseguridad se pueden implementar para mejorar la seguridad, prevenir ataques cibernéticos y evitar sanciones e infracciones de datos.


Muchos gerentes de Pymes piensan erróneamente que su negocio es demasiado pequeño para ser un objetivo de los piratas informáticos, pero los ataques cibernéticos en las pequeñas empresas son comunes y están aumentando cada dia. Es probable que un ataque con éxito contra una gran empresa sea mucho más rentable para un ciberdelincuente, pero también mucho más complejo. Las pymes son objetivos relativamente fáciles y los ataques pueden llegar a ser muy rentables.

Cada día las empresas son más concientes del riesgo que conlleva tomar a la ligera la ciberseguridad. Un ciberataque podría resultar catastrófico para la empresa, hemos seleccionado 10 consejos de ciberseguridad para pequeñas empresas que puedes implementar fácilmente para mejorar la seguridad en tu negocio.

Los 10 mejores consejos de ciberseguridad para pequeñas empresas (y no tan pequeñas!):


1.- Implementa un cortafuegos robusto y fiable

Un firewall es una solución de ciberseguridad que está entre la red de nuestra empresa y el mundo exterior y evita que personas no autorizadas tengan acceso a la red corporativa y a los datos almacenados en ella. No todos los firewalls son iguales. La adquisicion de un firewall de última generación es una inversión bien realizada. No olvides proteger también a tus trabajadores remotos, Asegúrate también que estén protegidos por un cortafuegos.

2.- Crea y aplica políticas de contraseña

Debes implementar políticas de contraseñas que exijan que todos los usuarios establezcan contraseñas seguras. Las contraseñas deben incluir mayúsculas, minúsculas, un número y un carácter especial, y deben tener al menos 10 dígitos. Enseña a tus empleados a crear contraseñas seguras y aplicar políticas de contraseña. Considera usar un administrador de contraseñas para que no sea necesario recordarlas.

3.- Entrenamiento de Concienciación en ciberseguridad

Asegúrate de proporcionar a todo tu equipo conocimientos sobre concienciación en seguridad digital, es la única forma en que puedes crear una cultura de ciberseguridad en tu negocio.

Es importante que todos dominen los conceptos básicos de seguridad, el uso seguro de Internet, cómo manejar datos confidenciales, la creación de contraseñas y la seguridad de los dispositivos móviles, entre otros conceptos.


4.- Autenticación multifactor

La autenticación multifactor conlleva el uso de una contraseña y al menos otro método de autenticación. Si las credenciales de inicio de sesión se ven comprometidas, se requiere un factor adicional para obtener acceso a una cuenta o a la red, como podría ser un mensaje SMS al teléfono de un usuario.

5.- Copias de seguridad

Es esencial tener una buena política de respaldo. En caso de desastre, como un ataque de ransomware, debes poder recuperar datos críticos. Las copias de seguridad también deben probarse para garantizar que los archivos puedan recuperarse. No esperes hasta que ocurra un desastre para probar si los datos se pueden recuperar. Una buena estrategia es el enfoque 3-2-1. Tres copias de seguridad, en dos tipos diferentes de medios, con una copia almacenada de forma segura fuera del sitio.

6.- Actualizaciones de software y firmware

Las vulnerabilidades se encuentran regularmente en el software de nuestro equipo, continuamente aparecen actualizaciones para corregir esas vulnerabilidades, incluidas las que están siendo explotadas activamente. Asegúrate de que dichas mejoras se apliquen rápidamente, que el software se mantenga 100% actualizado y que se haya instalado el firmware más actual. Implementa actualizaciones automáticas siempre que sea posible y crea un cronograma para las actualizaciones si es necesario realizarlas manualmente.

7.- Segmentación de red

Es una práctica recomendada segmentar redes y dividirlas en subredes. Esto no solo mejorará la seguridad, sino que también puede mejorar el rendimiento. Al evitar el acceso entre segmentos, si una parte de la red se ve comprometida, un atacante no tendrá acceso a todos los sistemas y datos. También asegúrate de limitar el acceso a datos confidenciales y restringir el uso de credenciales de administrador. Aplica la regla del menor privilegio. No es necesario otorgar a los empleados acceso a datos, redes y software que no necesitan para sus tareas laborales diarias.

8.- Implementar un filtro de spam

Podría decirse que la mayor amenaza cibernética a la que se que enfrentan las pequeñas empresas es el phishing. Un solo correo electrónico de suplantación de identidad podría permitir que un atacante rompa las defensas perimetrales de tu empresa y obtenga credenciales de inicio de sesión o instale malware. Un filtro de correo no deseado avanzado te permitirá mejorar la productividad al bloquear los correos no deseados y evitar que se envíen mensajes de phishing a las bandejas de entrada de los empleados.

9.- Redes Wi-Fi seguras

Si tienes una red inalámbrica en tu lugar de trabajo, debes protegerla. Asegúrate de que los datos estén encriptados y que la wifi esté oculta y no transmita su SSID. Usa WPA2 para el cifrado (o WPA3 si es posible). Cambia las contraseñas predeterminadas y asegúrate de que no se pueda acceder a tu enrutador inalámbrico desde fuera de la red.

10.- Considera implementar un filtro web

Un filtro web proporciona protección contra ataques basados ​​en la web al evitar que los empleados visiten sitios web de phishing y sitios que alojan malware. Un filtro web basado en DNS puede proteger las redes cableadas e inalámbricas e incluso a los trabajadores remotos. Bloqueará las descargas de malware y evitará que los usuarios accedan a sitios web peligrosos y a aquellos que no tienen ningún propósito laboral, mejorando así la productividad.


¿Quieres información sobre nuestros servicios de ciberseguridad?